da130512-026

1ª Edición: Etapa 2 (Niñóns – Ponteceso)

O Camiño dos Faros no para…

El domingo 12 de Maio 30 trasnos y 2 trasniñas de 13 anos salieron de la Praia de niñóns a las 10 de la mañana. Gentes de Ponteceso, Carballo, Coristanco, Malpica, Baio, Cee, Zas, Coruña, Arteixo, Boiro, Cambados, Vilagarcía, Monforte, Vigo, Santiago, Alemania, Paraguay y alguno que seguro nos olvidamos volvieron a ser Traskis y quisieron disfrutar de otro paseo por la Costa da Morte.

Por delante una etapa larga y que tiene mucho potencial de mejora. Fueron 29 kilómetros entre la Praia de Niñóns y Ponteceso, donde los caminantes pudieron contemplar mucha variedad de paisajes, como siempre sucede en este Camiño dos Faros.

El principio de la etapa era lo más duro. Desde la Praia de Niñóns un tramo de subida continua entre bosques de pinos y eucaliptos hasta llegar al monte Faro, donde los que quisieron pudieron subir al monumento, desde el que hay unas vistas privilegiadas de toda la costa y de las etapas siguientes del Camiño dos Faros.

Salimos de monte Faro camino de la parte alta del Roncudo, por la pista que recorre el parque eólico de Corme. Antes de llegar allí, el espectáculo lo daba la flor de toxo, ese símbolo de la Costa da Morte que esta primavera esta´en pleno explosión de amarillos.

La siguiente parada fue en O Petón da Campaíña, petroglifo único por su naturaleza, situado en una posición dominante sobre el entorno, mirando hacia la ría y bien conservado gracias al abrigo de la formación granítica que lo cobija. La entrada al abrigo mide 4,80 m y la altura es de 2 metros.

Desde allí comenzamos el ¡peregrinaje’ por la pista de tierra que atraviesa todo el Roncudo camino del faro. Pasamos la pequeña aldea, ejemplo de arquitectura tradicional, con base en la misma piedra y totalmente adaptada a las crudas condiciones meteorológicos de los inviernos y llegamos a Candelago, una hermosa aldea abandonada donde hicimos una parada para reponer fuerzas.

Ya con la ría de Corme y Laxe siempre a la vista llegamos a otro de los puntos claves de la etapa, el faro del Roncudo. El nombre viene dado por el ruido ronco del mar cuando rompe en esos acantiladso. La sencillez del faro, construido en 1920 y con una altura de 11 metros y el entorno, rodeado de piedras de granito y un paisaje agreste, lo hacen aún más misterioso. Las vistas panorámicas de la Ría de Corme y Laxe completan el conjunto.

De vuelta a Corme, después de la caminata realizada y con el sol que hacía, la parada a refrescarse, en este caso en A Ribeira, era casi obligada. Un descansito en la mitad del día antes de afrontar el resto de la etapa, mucho más sencillo y con gran variedad de paisajes distintos para descubrir. En ese momento ya se habían unido 4 personas más para recorrer con los niños este tramo de 12 Km que separa el puerto de Corme de Ponteceso.

La etapa a partir de aquí coincide en gran parte con el GR-148 (Ruta da Ribeira), aunque siempre con las variaciones que nosotros creemos para O Camiño dos Faros. Salimos camino de Valarés, pasando por las playas del Osmo, A Hermida y A

Pedra da Serpe. Desde allí, una pista forestal sobre la ría nos lleva a Valarés, donde otra parada nos permitió a todos disfrutar del día que hacía.

La ruta por Monte Branco es espectacular. Desde allí contemplamos toda la desembocadura del Anllóns, a la que llegamos atravesando las dunas de Barra y toda la ensenada da Insua, de gran importancia ornitológica.

Por el Malecón de Ponteceso llegamos hasta el puente de Ponteceso, enfrente de la casa del bardo Eduardo Pondal, donde acabó esta segunda etapa del Camiño dos Faros.

Posibles mejoras a la etapa:

– Tramo de costa entre Niñóns y el Puerto de Santa Mariña. Se puede hacer un camino fácil y seguro que comunique estos dos lugares a través de unas pequeñas y recogidas calas de esta bahía. Desde el Puerto de Santa Mariña subiriamos igual ó Monte do Faro, ya que no podemos ir por la Praia da Barda.

– Y para nosotros la más importante. La bajada a la cara norte del Roncudo. Lo peor de esta etapa es el tramo desde Candelago al Faro Roncudo y la vuelta a Corme, debido a la imposibilidad de bajar directamente al faro desde los últimos eólicos del parque. nosotros sabemos que es posible y que llegaríamos por la ‘cara oculta’ de este Roncudo sin el peligro que ahora mismo existe. Esa bajada al faro desde los eólicos estamos seguros que sería uno de los mejores kilómetros del Camiño dos Faros, además de ahorrar 4 kilómetros en la etapa.

Durante el trayecto le comentamos estos temas a Xavier Couto, técnico de turismo del Concello de Ponteceso que nos acompañó en esta etapa. Quedamos en vernos otro día para definirlo mejor. Esperemos que lo hagan, suponemos que a ellos le interesa, ya que sería comunicar todo el litoral del concello.

Además de esto, también tenemos la posibilidad de llenar la ruta de algo más de contenido y dividir esta etapa en dos: Niñóns-Corme y Corme-Neaño. Con tiempo y la ayuda de todos vosotros iremos viendo que es lo mejor.

Ahora los trasnos estamos más contentos porque ya somos 40 trasniños contentos haciendo O Camiño dos Faros… y del nivel fotográfico de estos trasniños que vamos a decir… ¡estamos encantados!

Adiante e ata Fisterra!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *