Prunus avium (cereixeira)

<<Acer pseudoplatanus (pradairo, arce blanco)Acacia dealbata (mimosa)>>

Prunus avium, cerezo silvestre, cerezo dulce o cerezo de monte es una especie de cerezo nativo de Europa y el occidente asiático, del cual se derivan la gran mayoría de los cultivares comerciales de cereza. Es un frutal apreciado en la cuenca mediterránea desde la Edad Antigua; griegos y romanos lo difundieron extensamente. Hoy se cultiva en buena parte de las regiones templadas del mundo.

Prunus avium 2

Descripción: Es un árbol de gran volumen, alcanzando los 30 m de altura. Tiene un fuste recto, con la corteza lisa y anillada, de tonalidad rojiza. La copa es amplia, piramidal, más o menos alargada, formada por ramas divergentes, ercto-patentes, inermes. Es caducifolio; las hojas son simples, aovadas a oblongas, con el margen crenado o dentado, ligeramente acuminadas, y miden entre 7 y 12 cm de longitud y 3 a 5 de ancho. El haz es glabro, y el envés liso o pubescente. Se presentan fasciculadas, al extremo de ramillos cortos; el pecíolo tiene unos 5 cm de longitud, con dos glándulas rojizas en la base del limbo. El tronco puede llegar a tener 50 centímetros de ancho.

Las flores aparecen cuando el árbol aún no ha rebrotado, o simultáneamente con las hojas, de abril a mayo en el hemisferio norte. Son blancas, de entre 2 y 3 cm de diámetro; muestran cinco sépalos y otros tantos pétalos blancos obovados. Los estambres son múltiples. Las flores forman haces (umbelas), formados por 2 a 6 unidades, en cuya base hay una corona de brácteas. P. avium no se autopoliniza (aunque se han desarrollado variedades específicamente a ese fin); la tarea la llevan a cabo abejas. El estigma es receptivo desde la apertura de la flor, y libera polen al menos durante dos días.

El fruto es una drupa de color rojo negruzco, más o menos claro, o excepcionalmente amarillo. Es globosa o ligeramente oblonga; el carozo es esférico y liso. Madura tempranamente en el año; de sabor ligeramente ácido, es apreciadísimo fresco y en conserva.

La madera del cerezo es densa, dura, pesada y de grano fino; se aprecia en ebanistería.

El carozo (“hueso”) contiene cianuro de hidrógeno en su interior, por lo cual su semilla es altamente tóxica.

Cultivo: P. avium es bastante resistente, y se naturaliza sin dificultad en bosques claros. Es vulnerable a la sequía y a las heladas primaverales; crece mejor en áreas templadas con inviernos definidos. Presenta requerimientos de frío para una adecuada ruptura de la dormición e inicio de la nueva estación de crecimiento.
Ilustración.

Genética: Esta especie es habitualmente diploide; la autoesterilidad se produce por un gen, conocido como s. Si el alelo del gen es contenido en el juego de cromosomas del polen es igual a alguno de los alelos presentes en la flor hembra, la fertilización no se produce. La producción de genes modificados que no presentan esta reacción se ha llevado a cabo recientemente, y existen cultivares autopolinizantes.

Usos
Ornamentales: A menudo se cultiva como un árbol florido. Debido al tamaño del árbol, se utiliza a menudo en zonas verdes, y menos a menudo como un árbol de calle o jardín. La forma de flor doble, ‘Plena’, se encuentra, comúnmente, en lugar de las formas individuales de flores silvestres.

Maderas: La madera de cerezo es de color marrón rojizo, dura y se valora como una madera dura para torneado de madera, y hacer muebles e instrumentos musicales. La madera de cerezo también se utiliza para ahumar los alimentos, en especial carnes, en América del Norte, ya que le dá un claro y agradable sabor al producto.

Otros usos: 
El látex de las heridas de la corteza es aromático y puede ser masticado como un sustituto de la goma de mascar.

Los medicamentos pueden prepararse a partir de los tallos de las drupas y son astringentes , antitusivos y diurético.

Un colorante verde también puede prepararse a partir de la planta.

Un paisaje en cada paso