Pteridium aquilinum

Fentos

<<Breixos (Erica spp e outros)Cardos>>

Otra de las constantes en el camino, sobre todo en las zonas más frescas, son la presencia de los fentos (helechos).

Pteridium aquilinum (fento común)

pa130526-271

Descripción: Helecho con rizoma de gran tamaño, subterráneo, rastrero, muy ramificado y cubierto de pelos color marrón oscuro. Frondes 0,2-2 m, marcescentes, ya que se secan y perduran hasta que salen las nuevas.
Lámina de la fronde algo coriácea, oblonga o deltoide, 3 o 4 veces
pinnada, con pinnas lanceoladas y casi opuestas, divididas en pínnulas oblongas, glabrescentes en el haz y pelosas por el envés; raquis glabro o más o menos cubierto de pelos hialinos. Pecíolo de la fronde verdoso, erecto, de hasta 1 cm de grueso, de longitud igual o menor que la lámina, ensanchado en la base. Esporangios con pequeños pelos, dispuestos en masas difusas, de color marrón-ferruginoso, situados en los márgenes de las pínnulas.

Habitat: En todo tipo de bosques húmedos en el norte y oeste de la Península Ibérica. Preferentemente en suelos profundos y frescos
sobre sustratos ácidos, generalmente silíceos o calizos descarbonatados.

Usos:
Forraje verde o seco
Los brotes tiernos los comen los caballos [4]. Las frondes se cosechabanpara dar de comer a los cerdos [9], y mezclados con hierba para dárselos a las vacas [6-8], aunque en poca cantidad [5]. A veces se hervía previamente y se les daba al ganado y a los cerdos [28], a estos últimos a veces hervidos con patatas [29].

Raíces y tubérculos
Los rizomas se recolectaban y se daban de comer a los cerdos y
otros animales domésticos en las Islas Canarias [1,2].

Pasto
Las vacas de leche pastan las frondes del helecho cuando no tienen
otra cosa [2,7], pero el ganado de carne no suele comerlas [7].

Encendido o leña fina
Las frondes secas se usaban para encender fuego y también se ponían encima del carbón para que ardiese mejor.

Para chamuscar
Las frondes secas se usan también para chamuscar el pelo del cerdo
en la matanza; en algunas localidades afirman que le da un gusto
especial a la carne.

Casas, edificios e instalaciones agropecuarias
Las frondes del helecho se emplean como impermeabilizante en las
cubiertas externas y techados de construcciones agropecuarias como pajares y corrales. . Se emplean bajo las tejas con el mismo
fin y para evitar que se rompan con el peso de la nieve [4,6,7,9].

Mejora del suelo
La planta entera se emplea para cama de ganado como única
especie, aunque a veces se mezcla con otras plantas . Esta utilización supone comodidad para los animales, además de aporte de calor en invierno o frescura en verano, y la obtención de abono al mezclarse con orín y excremento de los animales. Son muy característicos las “metas” o montones de helechos de los valles colindantes de Navarra y Guipúzcoa cuya principal finalidad era almacenar los helechos para servir de cama durante el invierno .

Bioindicadores
La presencia de los helechos está relacionada con la humedad ambiental y edáfica del suelo. Por ello su crecimiento anual es indicador de que ya hay suficiente hierba en los prados para que puedan pastar las vacas, y por tanto indica el buen momento para subirlas en el período estival.

Osmunda Regalis (fento real)

Osmunda Regalis

Helecho bastante fácil de diferenciar por su marcada diferencia con los restantes que viven en la Región Cantábrica. Tiene rizomas gruesos, horizontales, leñosos, cubiertos por los restos secos de los peciolos.

Las frondes son de gran tamaño, de 0.5 – 2.5 m, erectas, de desarrollo anual; el raquis es canaliculado, con expansiones laminares con forma de estípulas en la base del peciolo. Son frondes heteromórficas, ya que las interiores son fértiles; la lámina esta pinnada 2 veces, es oval – lanceolada, con las pínnulas oblongo lanceoladas y asimétricas, sin peciólulo o con el muy corto, de borde entero o aserrado.

Los esporangios aparecen en la parte superior de las frondes, en panículas, no están reunidos formando soros; son subglobosos, ligeramente pediculados, con la pared formada por varias capas de células, pero que no forman el anillo mecánico, pero sí con un grupo lateral de células de contorno poligonal de paredes gruesas que hacen que la apertura del esporangio sea por dos valvas apicales. Las esporas son verdosas al tener clorofila, y dan origen a un protalo epígeo, de cordado a oblongo. Esporula de marzo a septiembre.

Un paisaje en cada paso


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /usr/home/caminodosfaros/www/wp-includes/functions.php on line 3549

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /usr/home/caminodosfaros/www/wp-includes/functions.php on line 3549