Etapa6-102

2ª Edición: Etapa 6 (Camariñas – Muxía)

El sábado 23 de noviembre 110 trasnos valientes salimos de Camariñas para recorrer los 32 km de esta larga etapa que nos iba a llevar hasta Muxía en un recorrido de unas nueve horas y media. Con nosotros, un día de otoño espectacular para caminar.

Después de pasar las playas de Area da Vila y Lingunde nos metimos por la Ensenada da Basa que pudimos recorrer por su orilla hasta la salida en Xaviña. Desde allí recorrimos toda la Ruta da Insua hasta la Playa de Ariño, donde hicimos una pequeña parada para reagruparnos antes de salir al asfalto para cruzar Tasaraño, Dor, Allo y llegar a Ponte do Porto, donde atravesamos todo el paseo fluvial en dirección a Cereixo.

Allí, en poco espacio, pudimos disfrutar de un estupendo paseo con un molino de mareas, la iglesia de Santiago, un impresionante carballo y las Torres de Cereixo. Como íbamos bien de tiempo hicimos otra pequeña parada.

Desde allí, recorrimos el tramo de carretera hasta desviarnos por un bosque en dirección a la Playa de Area Grande, a la que bajamos para encontrarnos otra vez con la desembocadura del Río Grande. Cruzamos toda la playa y subimos por el pinar para llegar a la playa de Leís, que atravesaremos para llegar al faro de la Playa de Lago, donde nos dimos un merecido descanso de unos 40 minutos antes de afrontar la segunda parte de esta larga etapa.

Salimos de la playa de Lago, atravesando el puente por la carretera, y cojimos una pequeña senda a la derecha que nos acercó a Merexo, recorriéndolo por el centro de la aldea, con vistas panorámicas a su pequeña bahía. De allí nos dirigimos a Os Muiños donde hicimos la ruta de los molinos del río Negro, conjunto de varios molinos rehabilitados, que conectan un tramo de río de 1500 metros hasta la playade Os Muiños.

Desde Chorente la etapa nos llevó por el Bosque de Chorente, desde el que ya veíamos Muxía, a la que llegamos después de atravesar las playas de Espiñeirido y A Cruz.

El final de la etapa fue lo más espectacular. Atravesamos Muxía en dirección a la Iglesia de Santa María para, desde su campanario, alcanzar la cima del Monte Corpiño y contemplar otra estupenda puesta de sol de este Camiño dos Faros. Desde allí, bajamos hacia la Punta da Barca, con el faro, el santuario de la Virxe da Barca y todas esas piedras que hacen este lugar mágico.

Para rematar y bajar al pueblo, recorrimos el paseo de Muxía desde el monumento a los voluntarios hasta la playa de O Coido, zona cero del desastre del Prestige. Por el camino nos encontramos con otro tesoro etnográfico, el secadero de congrios.

Como final de etapa con todos los trasnos y para comentar nuestras impresiones, nos reunimos en el bar A Mariña de Muxía, donde nos tenían preparados unos sabrosos pinchos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *