res_110

1ª Edición: Etapa 4 (Laxe – Arou)

El domingo 16 de Junio más de 60 trasniñ@s se aventuraron a recorrer los casi 20 Km que separan Laxe de Arou por O Camiño dos Faros. Gentes de todas las poblaciones de la Costa da Morte, de Coruña, de Santiago, de Ferrol, de Cambados, de Pontevedra, de Ourense, de Boiro, da Estrada, de Alemania, de Paraguay, de Argentina, de Brasil y de muchos otros sitios que ahora no recuerdo disfrutaron como trasnos de esta etapa.

La etapa comenzó en Laxe donde los trasnos nos hicimos la foto de familia en el puerto antes de subir por la Iglesia de Santa María da Atalaya en dirección al Faro por la Ruta da Insua. Desde el faro pusimos ver una amplia panorámica de la Ría de Corme y Laxe y de toda la ruta que nos esperaba hasta llegar a Camelle.

Muy cerca del faro, disfrutamos de dos curiosidades de la naturaleza: la Furna de la Espuma y la Playa de los Cristales. A partir de ahí, la ruta nos llevaba a la cima de la jornada, el Peñón de Soesto. La subida como todas en este Camiño dos Faros mereció la pena, porque al llegar arriba, las vistas de Soesto son impresionantes.

En Soesto hicimos la primera parada de avituallamiento antes de recorrer la Punta de Catasol y la Playa de Arnado, para llegar a la playa y las lagunas de Traba, hermoso paraje natural y habitat de gran cantidad de aves, que escogen la tranquilidad de esta Costa da Morte.

Al llegar a Mórdomo hicimos la segunda parada de avituallamiento en el Bar Os Espiños y la tarde ya se estaba poniendo muy negra. Somos trasnos, nos quedaban 8 kilómetros para acabar la etapa y cuatro gotas no nos iban a detener.

Desde Traba, sale un camino que nos llevó por otro paisaje espectacular de este Camiño dos Faros. Toda esta costa en dirección a Camelle te traslada al cuento de Gulliver en el mundo de las grandes rocas, otro paisaje nuevo en la ruta.

Por él llegamos a Camelle, donde entramos por su playa y pequeño puerto pesquero hasta llegar a la punta del muelle donde están los restos del Museo de Man. Una pena, otro ejemplo de que no sabemos conservar la identidad de esta Costa da Morte. Con un poco de pena y algo más de lluvia, llegamos por pequeños caminos costeros hasta Arou, final de la etapa.

Allí, después de quitarnos la ropa mojada, nos tenían preparadas unas tapas de ensaladilla y callos que nos consolaron.

Otro etapón del Camiño dos Faros, que tendrá continuidad el próximo domingo 30 de junio con la etapa Arou-Camariñas.

Que no te lo cuenten!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *