El Descubrimiento: Corme-Neaño

Estábamos en el tercer día de exploración a punta de salir de Corme, cuando nos dimos cuenta de que no teníamos víveres para el día. Era domingo y, después de preguntar, nos enviaron a una pequeña tienda en Corme Aldea que nos surtió de lo necesario para poder hacer la etapa. Lo nuestro siempre es sencillo: bocatas variados, mandarinas, unas tabletas de chocolate, agua…y a tirar millas.

Era bastante tarde cuando salimos de Corme pero la etapa que teníamos era bastante sencilla y ya conocida por la mayoría de nosotros.

Pasamos por la playa del Osmo y de la Ermida antes de llegar a la Pedra da Serpe, cruceiro en cuya base tiene una serpiente esculpida, símbolo del mal en toda esta comarca de A Costa da Morte.

Desde allí, tomamos la pista de tierra que nos llevaba por el Monte da Facha, con unas vistas impresionantes de toda la ría.  Así, poco a poco, llegábamos a Valarés.

Una vez pasado Valarés, el paisaje cambia completamente. No sabíamso como íbamos a trazar la ruta por Monte Blanco, así que al llegar a un pequeño mirador existente, sacamos las viandas e hicimso el primer avituallamiento, dejándonos llevar por la panorámica que teníamos ante nosotros: la desembocadura del Anllóns con la playa de la Barra y la Tiñosa eran es escenario perfecto para ello.

Decidimos no subir al mirador de las antenas. O Camiño dos Faros va siempre que puede por el borde del mar y, aunque las vistas desde el mirador son fabulosas, las que existen desde este mirador más abajo tampoco están tan mal. Nos ahorrábamos la subida y podíamos cruzar las dunas de Monte Branco, un kilómetro en el interior de este paisaje desértico que nos confirmaba aún más lo que ya sabíamos: que este Camiño dos Faros es un paisaje en cada paso.

Por el Malecón do Couto llegamos a Ponteceso y, como aún eran las 4 de la tarde y nos quedaban un par de horas más, decidimos continuar camino de Neaño.

Por el borde de la ría, pisando miles de piedras resbaldizas, conseguimos llegar a la playa de Urixeira, donde acabamos este primer fin de semana de exploración.

Ya estábamos todos enganchados a esta ruta y quedamos todos en vernos para la siguiente semana y continuar la aventura…